LOS PERROS NO VAN AL CIELO

LOS PERROS NO VAN AL CIELO ÓSCAR MIRANDA

No es la primera vez que nuestro director, Óscar Miranda, aborda el tema de la discapacidad. Ya en el 2012 y en colaboración con la Compañía Vista-Palabra y la Cuarta Pared desarrolló un proyecto de investigación teatral con la discapacidad como protagonista. En aquella ocasión fueron las discapacidades físicas de la ceguera y la sordera y un texto clásico como La boticaria de Antón Chéjov, ahora el síndrome de down y el texto Los perros no van al cielo de Laura Rubio Galletero.

Laura Rubio Galletero ha dado vida a un personaje maravilloso, Virginia, para abordar sin tapujos el tabú de la sexualidad en personas con Síndrome Down:

Virginia, una chica con Síndrome de Down acude a citas con hombres conocidos mediante un chat. Mientras espera a su cita, que nunca llega, conoce a Pedro, un adolescente flacucho, y a su perro Pp. Entre ellos comenzará una relación entre el descubrimiento, la sexualidad y la soledad.

Nuestra misión principal es dar un paso más allá del teatro como simple manifestación artística y convertirlo en un motor de cambio social con el que poder dar visibilidad a las personas con síndrome de down y normalizar su situación social.

COMPAÑÍA DE CREACIÓN ESCÉNICA

LOS PERROS NO VAN AL CIELO

Los perros no van al cielo1

LOS PERROS NO VAN AL CIELO